Contenidos

Otros sitios


Redes sociales




Vídeos


Tres cuartas partes de la superficie terrestre están cubiertas de agua. Debido al calor del Sol, el agua se evapora, asciende a la atmósfera y se condensa en forma de nubes. Cuando las gotas de agua adquieren cierto tamaño, precipitan en forma de lluvia, nieve o granizo en función de la temperatura. Una parte del agua es absorbida por las plantas, que la devuelven luego mediante la evapotranspiración. Los animales también toman parte de este agua y la retornan al medio por la respiración o la excreción. El resto de agua se filtra y circula por cauces subterráneos, o bien forma cursos superficiales que modelan el paisaje. Durante este proceso, el agua se va evaporando y comienza de nuevo el ciclo.