Contenidos

Otros sitios


Redes sociales




Condensación


La condensación es el cambio en la materia de una sustancia a una fase más densa, como por ejemplo de gas (o vapor) a líquido. La condensación generalmente ocurre cuando un vapor se enfría, pero también puede ocurrir si se comprime (es decir, si se aumenta la presión) o se somete a una combinación de refrigeración y compresión. Al vapor que ha sido condensado de un líquido se le llama condensado. El dispositivo o la unidad donde se condensan los vapores en el líquido se llama condensador. Los condensadores se usan en intercambiadores de calor que tienen diversos diseños y tamaños.

Condensación del agua en la naturaleza


Al vapor de agua del aire que se condensa de forma natural en superficies frías se le llama rocío. El vapor de agua sólo se condensará en otra superficie cuando ésta sea más fría que la temperatura del vapor de agua, o cuando el equilibrio de vapor de agua en el aire, es decir, la humedad de saturación, se haya excedido. Cuando el vapor de agua se condensa en una superficie, se produce un recalentamiento neto en dicha superficie.

La molécula de agua trae un paquete de calor con ella. La temperatura de la atmósfera también se eleva muy ligeramente. Como consecuencia de su condensación, la molécula tiende a ser relativamente baja en energía cinética. Ya que la atmósfera ha perdido una partícula de movimiento lento, la velocidad media de las moléculas en la atmósfera aumenta, y por tanto su temperatura también se eleva.

En la atmósfera, la condensación del vapor de agua es lo que produce las nubes. El punto de rocío del aire es la temperatura a la cual debe enfriarse antes de que comience a formarse condensación.

También, una condensación neta de vapor de agua ocurre cuando la temperatura de la superficie está igual o por debajo de la temperatura del punto de rocío de la atmósfera. La deposición (formación directa de hielo a partir del vapor de agua), es un tipo de condensación. Las heladas y la nieve son ejemplos de deposición.

Condensación en edificios


La condensación es la forma más común de humedad en los edificios. En ellos, el aire interno puede tener un nivel alto de humedad relativa debido a la actividad de los inquilinos (por ejemplo, cocina, duchas, secado de la ropa, respiración etc). Cuando este aire entra en contacto con superficies frías, como ventanas y paredes, puede condensarse causando humedad.

Aplicaciones de la condensación


La condensación es un componente crucial de la destilación, una aplicación importante en química industrial y de laboratorio.

Como la condensación es un fenómeno que ocurre de forma natural, a menudo se usa para generar agua en grandes cantidades para el uso humano. De hecho, hay muchas estructuras que son realizadas únicamente para el agua que se recoge de la condensación, como las cercas de niebla, los pozos de aire y las charcas de rocío. También puede usarse para retener la humedad del suelo en áreas donde se da una desertificación activa.